31 Temas clave del Surf Instrumental (1961-1964)

Salvador Domínguez

La gran eclosión de bandas instrumentales de surf trajo consigo una serie de temas que abanderaron ese estilo entre 1961 y 1964, los cuales han quedado inscritos en la mitología de un movimiento que, bajo una u otra piel, sigue vigente en nuestros días: El Rock instrumental. Como, en mi opinión, esta es una historia de canciones más que de agrupaciones, ya que los títulos que solían grabar eran a menudo coincidentes, conoceremos a éstas a través de aquéllas.

Espero saber expresarme bien, y, pese a mi habitual torpeza, ser capaz de narrar los hechos tal y como sucedieron en su momento. Es lo mínimo que merecen sus jovencísimos protagonistas, chicos de entre 14 y 18 años que, pese a ser fagocitados por la voraz trituradora del showbiz: intermediarios sin escrúpulos, compañías de discos, editores musicales y productores que hacían y deshacían sueños en base al interés comercial del producto, mantuvieron muy viva la llama del rock, preservando su esencia hasta la aparición de The Beatles, The Rolling Stones y la contracultura que llegó a continuación.

Y es que por culpa de aquellos mocosos músicos surfistas, quienes a la postre crearon las primeras bandas de garaje de la historia, me enganché a la guitarra cuando aún no había cumplido los 11. A eso se le llama hacer una buena labor de proselitismo. Gracias, fieras ... 


Dedicado a
Dick Dale (Chairman on board)
Eddie Bertrand, Paul Johnson (The Belairs) 
Carl Wilson, David L. Marks (The Beach Boys) 
Norman Sanders, Jesse Sanders (The Tornadoes) 
Tommy Nunes, Peter Graham (The Sentinals) 
Glenn Grey, Artie Fisher (The Challengers) 
Bob Spickard, Brian Carman (The Chantays) 
Jim Fuller, Bob Berryhill (The Surfaris -Glendora-) 
Larry Weed, Chuck Vehle (The Surfaris -Anaheim-) 
Bob Demmon, Dennis Lindsey, Rich Fifield (The Astronauts) 
Tony Andreason, Dal Winslow (The Trashmen) 
Art Rodríguez (The Rhythm Kings / The Soul Kings) 
Terry Christoffersen (Jim Waller & The Deltas) 
Dave Myers (The Surftones) 
Merrell Fankhauser (The Impacts) 
Dennis Rose, Ernie Furrow (The Centurions) 
Jim Masoner, Ed Chiaverini (The Lively Ones)
Al Nichol, Jim Tucker (The Crossfires)
Randy Holden (The Fender IV)
Lolly Vegas (The Avantis)




MOON DAWG!: 
Moon Dawg! (World Pacific, 1960) fue compuesta y grabada un año antes de la fecha oficial del nacimiento de la música de surf, fijada por los historiadores y por los mismos músicos que la crearon, en el verano de 1961.




Esta poderosa pieza instrumental, de la que tomarían buena nota numerosas agrupaciones surfistas, venía en la cara A del primer single de The Gamblers, una banda de r&r instrumental de Los Ángeles -anteriormente llamada The Moondogs-, liderada por el guitarrista y compositor Derry Weaver, a la postre autor del tema.



Autopistas de Los Ángeles, años 1960.  Foto: Emil Cuhel. 



La estructura de Moon dawg! era sencilla, y contenía todos los elementos que, en breve, caracterizarán al surf instrumental: Cuatro compases de batería a todo trapo dan paso a unas poderosas guitarras, con acordes de cejilla -en SI-, y a una línea de bajo que complementa la base rítmica, sumándoseles a continuación un piano tecleando notas sueltas en los registros agudos. Entran entonces los coros, que elevan la tensión y anuncian la llegada de la melodía de guitarra, interpretada a dos cuerdas.

El subidón es demoledor ... Son, en total, dos minutos y dieciséis segundos de éxtasis completo, a través de unos paisajes sonoros descriptivos y multicoloristas, vistos desde el ángulo más crudo y demoledor del rock instrumental... 

Hacia el final, justo antes del fade out, Derry Weaver se marca un solo de corte blusista -en escala pentatónica menor de SI-, estirando las cuerdas e incorporando double stops al estilo Chuck Berry. Los aullidos que se escuchan de fondo, emulando a un perro ladrando a la luna, corresponden a Nick Venet (futuro productor y A&R de Capitol Records), que fue quien les consiguió el contrato discográfico con World Pacific, un sello de corte jazzista, a cambio de los derechos editoriales de los dos temas del single.



Moon dawg! (World Pacific, 1960), The Gamblers. 



La cara B de aquel disco, hoy histórico, pero que en su momento solo funcionó comercialmente en Los Ángeles y en la región sur de California, contenía otro notable corte instrumental: LSD-25, escrito por Weaver y por el bajista Larry Taylor, cuyo título hacía referencia a la dietilamida del ácido lisérgico, una droga sintética desconocida hasta entonces, con la que se empezaba a experimentar en los laboratorios de algunas universidades estadounidenses. Al año siguiente, The Gamblers publicaron un segundo single: Teen machine / Tonky (Last Chance, 1961). Después, cada uno tiró por su lado.


The Gamblers: Derry Weaver (guitarra solista), Elliot Ingber (guitarra de ritmo), Larry Taylor (bajo), Bruce Johnston (piano), Rod Schaffer (batería). En 1961, los dos últimos son reemplazados por Howard Hirsch (piano) y Mel Taylor (batería). 


* Elliot Ingber se unió a The Mothers of Invention, en 1966, y posteriormente al grupo de Captain Beefheart. 

* Larry Taylor fue miembro fundador del grupo Canned Heat. 

* Su hermano, Mel Taylor, tocó con Herb Alpert & His Tijuana Brass, y en 1963 se unió a The Ventures. 

* Bruce Johnston montó un dúo con Terry Melcher: Bruce & Terry; grabó un par de álbumes por su cuenta: Surfin´ round the world (Columbia, 1963), Surfers´ pajama party (Del-Fi, 1963), y en 1965 se unió a The Beach Boys. 

Según Derry Weaver, llegaron a grabarse más de 25 versiones distintas de Moon dawg!  Las más reseñables fueron las de:
- The Beach Boys, en su álbum Surfin´ safari (Capitol, 1962), producido por Nick Venet. 
- The Tornadoes, en un single editado por el sello Aertaun, en 1963, grabado y producido por Frank Zappa, en los estudios PAL, de Cucamonga; y en su álbum Bustin´ surfboards (Josie, 1963). 
- The Challengers, en su álbum Surfing with The Challengers (Vault, 1963). 
- The Surfaris, en su álbum Fun city, USA (Decca, 1964). 



CHURCH KEY: 
Tema original de Dan Darnold y Norman Knowles, componentes de The Revels, una influyente banda instrumental, formada en 1957 por estudiantes del instituto de la ciudad de San Luis Obispo, capital del condado del mismo nombre, a unos 300 Km. al NO de Los Ángeles, a mitad de camino entre esta ciudad y  San Francisco.



San Luis Obispo, años 1960. Foto: Lee Blaisdell. 





Church key salió en un single -cara B: Vesuvius- editado por Impact Records en noviembre de 1960, y en el álbum The Revels on a rampage (Impact, 1964), producido por Tony Hilder para su propio sello: Impact Records, que recopilaba todas las grabaciones publicadas por The Revels entre 1960 y 1964, año, este último, en el que se separaron.



Church key (Impact, 1960), The Revels. 

The Revels on a rampage (Impact, 1964), The Revels. 



The Revels eran Dave Davis (guitarra solista), Dan Darnold (guitarra de ritmo), Norman Knowles (saxo), Sam Eddy (piano), Brian England (bajo) y Jim Mcrae (batería). Nada más grabar este tema, hubo cambios en el grupo, de cuya contratación se encargaba su saxofonista, Norman Knowles, una labor que también realizaba para tres notorias bandas surfistas del área de San Luis Obispo: The Sentinals, The Impacts y The Surf Teens.

Church key, cuyo significado en este caso no es el de "llave de la iglesia", como cabría pensar, sino el de "abrelatas", fue uno de los instrumentales más en boga entre las bandas de surf producidas por Tony Hilder y Norman Knowles, muchas de las cuales lo incluyeron en sus respectivos repertorios: 

- Jim Waller and The Deltas; en su álbum Surfin´ wild (Arvee, 1963) y en un la cara B del single del mismo título, editado en 1962. 
- The Biscaynes, un jovencísimo quinteto surfista de Pismo Beach (condado de San Luis Obispo), en el compilatorio Surf´s up at Banzai-Pipeline (Northridge, 1963). 
- Dave Myers y The Surftones, en un single publicado por Impact Records en 1963; en los compilatorios Original surfin´ hits (GNP Crescendo, 1963), Winners of the 18 band Surf Battle! (GNP Crescendo, 1963) y Big surf hits (Del-Fi, 1964), y en Hangin´ twenty (Del-Fi, 1963), su primer y último álbum. 
- The Centurions; en su álbum Surfer´s pajama party (Del-Fi, 1963). 
- The Sentinals, en su álbum Big surf! (Del-Fi, 1963). 
- The Impacts, en su álbum Wipe out! (Del-Fi, 1963). 
- The New Dimensions, en su álbum Surf´n bongos (Sutton, 1963). 
- The Surf Teens, en la reedición digital -publicada en 1998- de su álbum Surf mania (Sutton, 1963), producido por Norman Knowles. 
- The Rivieras, sexteto de R&R, originario de South Bend (Indiana); en su álbum California sun (Riviera/ U.S.A., 1964). 


INTOXICA: 
Tema instrumental grabado por The Revels en 1961, acreditado a Bob Hafner, del que casi todas las bandas surfistas del establo de Tony Hilder harían sus respectivas adaptaciones. Si en Church key, su disco anterior, se oía el abrir de latas de cerveza y las risas de una mujer, Intoxica no se quedaba atrás a la hora de animar al oyente a pillar una buena cogorza. Su introducción incluía las risitas de una pareja aparentemente ebria, el ruido de unas copas estrellándose contra el suelo, y la voz de un tipo balbuceando la palabra INTOXICA, al estilo del famoso Tequila (Challenge, 1958) de The Champs. Todo muy gamberro ... 

Esta formación de The Revels, con dos nuevos guitarristas: los hermanos Dean (solista) y Paul Sorensen (ritmo), grabó la música de The exiles (Kent MacKenzie, 1961), un filme que denunciaba la marginación sufrida por la comunidad indígena estadounidense, en cuyos créditos figuraban como autores e intérpretes Anthony Hilder & The Revels.



The exiles (Kent MacKenzie, 1961). B.S.O.: Anthony Hilder & The Revels. 



También pertenecen a esta etapa de The Revels dos memorables piezas instrumentales: Comanche (Impact, 1962), con el poderoso saxo tenor de Norman Knowles presente de principio a fin, que, 32 años después, sería incluida en la B.S.O. de la película Pulp fiction (Quentin Tarantino, 1994), y Revellion, compuesta por el propio Knowles, que grabarían muchas de las bandas producidas por Tony Hilder o por él mismo.




Versiones de Intoxica: 
- Bob Vaught & The Renegaids, en su álbum Surf crazy (GNP Crescendo, 1963). 
- Jim Waller and The Deltas, en el recopilatorio Original surfin´ hits (GNP Crescendo, 1963). 
- Dave Myers and The Surftones, en el recopilatorio Surf war, the battle of the surf groups (Shepherd, 1963). 
- Neal Nissenson, en el recopilatorio Surf´s up! At Banzai-Pipeline (Northridge, 1963). 
- The Centurions, en su álbum Surfers´ pajama party (Del-Fi, 1963). 
- The Sentinals, en su álbum Big surf! (Del-Fi, 1963) -lo titularon Intoxico-. 
- The Surf Teens, en su álbum Surf mania with The Surf Teens (Sutton, 1963). 
- The New Dimensions, en su álbum Surf´n bongos (Sutton, 1963). 

* Comanche es una composición de Bob Hafner. 



LET´S GO TRIPPIN´: 
El enorme impacto de Let´s go trippin´ (Deltone, 1961), publicado en septiembre de 1961, propagó la fiebre por la música de surf a lo largo y ancho de toda California, alertó a la industria discográfica del nuevo filón que podría explotar comercialmente, y convirtió a Dick Dale and His Del-Tones en la atracción más popular del estado. En 1961, 21.000 personas se daban cita en el Sports Arena de Los Ángeles para verle tocar. El aforo máximo permitido era de 15.000...




Let´s go trippin´ (Deltone, 1961), Dick Dale and The Del-Tones.



Dick Dale construyó la melodía de este histórico instrumental, el primero en la historia de la música de surf, combinando tríadas mayores (1,3,5) con notas de la escala pentatónica menor de MI (1, b3, 4, 5, b7), apoyándose en una progresión de acordes típica del blues: I (tónica), IV (subdominante), V (dominante), hilvanada en ruedas de 12 compases.



MR. MOTO: 
De The Belairs, un portentoso y jovencísimo quinteto instrumental de Redondo Beach (Condado de Los Ángeles), que tomó su nombre del modelo de automóvil -un Chevy Belair de 1956- de su saxofonista, Chas Stuart.




The Belairs empezaron a darse a conocer en el verano de 1961, haciendo batidas por los auditorios estudiantiles y los bailes de South Bay, una zona que se extiende a lo largo de la costa sur de la bahía de Santa Mónica. Aquel mismo año publicaron su primer single, el influyente Mr. Moto / Little brown jug (Arvee, 1961), al que siguió Volcanic action / Runaway (Arvee, 1962), que ayudaron a dinamizar su agenda de contratos y a desatar la pasión de muchos por la música de surf en su faceta instrumental más pura. 

En el primer compás de Mr. Moto se apreciaba un arpegio, en Re menor, propio de la música flamenca española, algunas de cuyas cadencias y modulaciones servirán de plataforma ambiental a numerosas agrupaciones surfistas, como comprobaremos más adelante.



Mr. Moto (Arvee, 1961), The Belairs. 



The Belairs fue el primer grupo que tuvo la música de surf, lo cual les confiere el embrujo del frescor y de la inocencia. Sus portentosos guitarristas: Eddie Bertrand (solista) y Paul Johnson (ritmo), de 16 años, pertrechados con sendas Stratocasters y amplificadores Fender, podían arrasar con todo lo que encontraran a su paso, repartiéndose los papeles con asombrosa sincronización y haciendo valer su formidable talento como creadores, pese a su corta edad. No llevaban bajista, pues Paul Johnson se bastaba él solito para crear una base sólida y contundente, y al pianista, Jim Roberts, prácticamente no se le escuchaba en los discos. 

Una discusión sobre la conveniencia de utilizar o no las novedosas unidades portátiles de reverberación Fender, que Bertrand quería incorporar al sonido del grupo y que Johnson se negaba a utilizar, hizo que el primero abandonase The Belairs en el verano de 1963, y formase Eddie and The Showmen. Por su parte, el baterista Richard Delvy, que los había dejado meses atrás -llevándose consigo al teclista Jim Roberts-, montó The Challengers, otra banda surfista de leyenda, que publicó su primer álbum, Surfbeat (Vault, 1963), en enero de 1963. 

The Belairs: Eddie Bertrand (guitarra solista), Paul Johnson (guitarra de ritmo), Chas Stuart (saxo), Dick Dodd (batería, 1960-61), Richard Delvy (batería, 1961-1962), Jim Roberts (piano y órgano). 



Chas Stuart, Jim Roberts, Richard Delvy, Eddie Bertrand, Paul Johnson.
The Belairs, 1962. (Foto: Arvee Records).


Mr. Moto, un incunable de la música surf, escrito por Paul Johnson y Richard Delvy, fue versionado por otras bandas contemporáneas: 
- The Ventures, en su álbum Going to The Ventures dance party! (Dolton, 1962). 
- The Lively Ones, en su álbum Surf drums (Del-Fi, 1963). 
- The Challengers, en su álbum Surf beat (Vault, 1963). 

* Mr. Moto es un famoso personaje de ficción: un agente secreto japonés, creado por el escritor estadounidense John P. Marquand, que, desde 1935, ha dado lugar a numerosas novelas, cómics, series radiofónicas y filmes de serie B.

* Tras la disolución de The Belairs, Paul Johnson creó PJ and The Galaxies, grupo en el que pasó a tocar la guitarra solista. El instrumental Tally ho! (P.M., 1964), compuesto por él mismo, es una de sus mejores muestras.



BALBOA BLUE:
En la playa de Balboa se encontraba el Rendezvous Ballroom, obligado centro de reunión para los surfers más bronceados y exquisitos, y epicentro de una nueva música que amenazaba con reventar definitivamente la falla de San Andrés.

El alusivo Balboa blue (Liberty, 1962), editado en single en enero de 1962, fue grabado y popularizado por The Mar-kets, una banda instrumental producida por Joe Saraceno y el guitarrista Michael Z. Gordon, formada por destacados músicos de sesión: Leon Russell (piano), Jimmy Gordon, Carol Kaye (bajistas), Earl Palmer, Hal Blaine (baterías), Rene Hall, Tommy Tedesco (guitarras) y Ray Pohlman, que era el responsable de los arreglos. El tema llegó hasta el Top 50 de las listas de éxitos de Billboard en junio de 1962.




Surfer´s stomp (Liberty, 1962), The Mar-kets. 




SURFER´S STOMP: 
The Mar-kets, que pronto alterarían su nombre, dejándolo definitivamente en The Marketts, tuvieron otro gran éxito de ventas: Surfer´s stomp (Liberty, 1962), el cual seguía las mismas pautas de Balboa blue: ambientes sutilmente relajados y el cálido saxo tenor de Plas Johnson llevando la melodía principal. En 1964 dejaron Liberty Records, pasaron a formar parte del establo de Warner Bros., y cambiaron la temática surfista por la música de series de TV de ciencia ficción: Out of limits (W.B., 1964), Batman (W.B., 1966) ... logrando un impacto comercial aún más arrollador.




Surfer´s stomp (Liberty, 1962), The Mar-kets.

Take two wheels (Warner Bros., 1963), The Marketts. 

Out of limits (Warner Bros., 1964), The Marketts. 


- Surfer´s stomp fue revisada por Jim Waller and The Deltas, en el recopilatorio Surf´s up at Banzai Pipeline (Northridge, 1963).


* Out of limits (Warner Bros., 1964) es un tema de Michel Z. Gordon, producido por Joe Saraceno, cuyo título está inspirado en la célebre serie de televisión estadounidense The Outer limits. En 1964, llegó al puesto nº 3 de las listas de Billboard y vendió más de un millón de copias. The Ventures hicieron una adaptación del mismo, en el album (The) Ventures in space (Dolton, 1964).





LET´S GO!: 
Las palmas y el bullicio de introducción a este tema instrumental, que alcanzó el Top 20 de las listas estadounidenses en septiembre de 1962, recordaban los cánticos y las arengas de las cheerleaders de un equipo de fútbol americano.




Escuchando el tema y viendo la carátula del disco, no cabe duda de que ésa era la intención de sus autores, el guitarrista Michael Z. Gordon y su socio, el productor Joe Saraceno, creadores de The Routers, una banda fabricada en los estudios de Los Ángeles. Evidentemente, el staff de músicos de sesión de The Routers era prácticamente el mismo que grababa los discos de The Mar-ketts: Leon Russell (piano), Earl Palmer, Hal Blaine (bateristas), Plas Johnson (saxo) y su hermano Ray Johnson (bajo), etc., etc. ...


Let´s go! with The Routers (Warner Bros., 1962).


 Deuces, "T's," roadsters & drums (RCA Victor, 1963), Hal Blaine. 




BUSTIN´ SURFBOARDS: 
Verano de 1962: Las emisoras californianas dan a conocer este clásico crepuscular del surf instrumental, compuesto e interpretado por The Tornadoes, un joven quinteto de la ciudad de Redlands (Condado de San Bernardino), situada en uno de los mayores distritos naranjeros del mundo.




Estos Tornadoes no tenían ninguna conexión con los ingleses producidos por Joe Meek: The Tornados. La coincidencia de denominación, y el hecho de que la banda británica lograse un pelotazo multidimensional en las Navidades de 1962, alcanzando el nº1 de las listas estadounidenses, les llevó a utilizar también el nombre alternativo de The Hollywood Tornadoes.



Bustin´surfboards (Aertaun, 1962), The Tornadoes.



Bustin´surfboards (Aertaun, 1962) fue el tema que apuntaló definitivamente el fenómeno del surf instrumental en California, y con el que se instauró la costumbre de echar mano de la terminología deportiva surfista para titular canciones; por ejemplo: Pipeline, Banzai pipeline, Banzai washout, Wipe out, Kalani wipeout, Surf´s up!, Bombora, Similau, Toes on the nose, The wedge, Big surge, Cruncher, Hangin´ twenty, Tube city, The death of a gremmie...

Esta relajada alegoría surfista, salpicada con tomas pregrabadas del sonido de unas olas, se incluyó en la cara A del primer single de The Tornadoes, publicado por el sello independiente Aertaun -propiedad de David Aerni, descubridor y mánager del grupo, y de George Taunton (Aerni + Taunton = Aertaun)-, así como en el único álbum que dejaron grabado, el homónimo Bustin´ surfboards (Josie, 1963). Tres décadas más tarde, alcanzaba la fama internacional que nunca tuvo, gracias a la B.S.O. del filme Pulp fiction (Quentin Tarantino, 1994), que fue 'disco multiplatino'.



Bustin' surfboards (Josie, 1963), The Tornadoes. 



La práctica totalidad de la producción de The Tornadoes se llevó a cabo en los estudios PAL, de Cucamonga (Condado de San Bernardino), fundados y dirigidos por el ingeniero de sonido Paul Buff, con quien grabaron sus dos primeros singles: Bustin´ surfboards / Beyond the surf y The gremmie. Part 1 / The gremmie. Part 2 (Aertaun, 1962).

Después, Frank Zappa, que empezó su carrera trabajando en esos legendarios estudios, se puso al frente de la mesa de sonido en otros temas clave del grupo, como Moon dawg, The inhebriated surfer, Phantom surfer, Shootin' beavers y Lightnin´ (Aertaun, 1963).

The Tornadoes: Norman "Roly" Sanders (guitarra solista), Gerald Sanders (bajo), Jesse Sanders (guitarra de ritmo), Leonard Delaney (batería), George White (saxo). 

- The Lively Ones hicieron una versión de Bustin´ surfboards, en su álbum, Surf drums (Del-Fi, 1963).


* En 1964, Paul Buff vendió los estudios PAL, de Cucamonga, a Frank Zappa -que los rebautizó con nombre de Studio Z-, y entró a trabajar con Art Laboe, dueño de la discográfica Original Sound Records, como ingeniero de sonido principal de dicha compañía, la cual disponía de sus propio estudios. 



LATIN´IA: 
De The Sentinals, una portentosa banda surfista de San Luis Obispo, capitaneada por el guitarrista Tommy Nunes, de 16 años, autor de este grandioso instrumental de marcada influencia hispana.




El tema apareció por vez primera en la cara A de un single editado, en mayo de 1962, por Westco Records, el sello de Norman Knowles, mánager del grupo, quien poco después lo licenció a Era Records, una conocida discográfica de Los Ángeles dirigida por Herb Newman. La cara B de aquel disco contenía otra maravilla del surf instrumental: Tor-chula, firmada por los 5 componentes del grupo.




Gracias al interés que despertó Latin´ia en las emisoras de radio californianas, el joven quinteto de San Luis Obispo pudo negociar un contrato con Bob Keene, presidente del sello Del-Fi, quien les produjo los elepés: Big surf! (Del-Fi, 1963) y Surfer girl (Del-Fi, 1963), que, aparte de Latin´ia y Tor-chula, contenían cortes tan magníficos como Big surf!, Tough soul, Pismo Bay, Free and easy y Twilighter, totalmente volcados hacia el r&b; o su muy particular y curiosa adaptación instrumental de Surfer girl, de The Beach Boys.



Big surf! (Del-Fi, 1963), The Sentinals. 


Surfer girl (Del-Fi, 1963), The Sentinals.


The Sentinals: Tommy Nunes (guitarra solista), Peter Graham (guitarra de ritmo), Bobby Holmquist (saxo), Gary Winburne (bajo), Johnny Barbata (batería). Se disolvieron en 1966. 

* Johnny Barbata formaría en otras dos míticas agrupaciones californianas: The Turtles y Jefferson Airplane. 

Otras adaptaciones de Latin´ia: 
- Jim Waller and The Deltas, en su álbum Surfin´ wild (Arvee, 1963). 
- The Challengers, en su álbum Surfbeat (Vault, 1963). 
- Bob Vaught & The Renegaids, en su álbum Surf crazy (GNP Crescendo, 1963). 
- The Centurions, en su álbum Surfers´pajama party (Del-Fi, 1963). 
- The Lively Ones, en el álbum: Surfin´ south of the border (Del-Fi, 1963). 



MISIRLOU: 
Las ironías que depara el destino han hecho posible que Dick Dale, el 'Rey de la Guitarra de Surf', haya disfrutado su momento de mayor esplendor en 1994, gracias a la banda sonora del filme Pulp fiction, de Quentin Tarantino.




 Music from the motion picture Pulp fiction (Universal Music Group, 1994). 



Misirlou (Deltone, 1962), y sus enigmáticas notas arábigas, provenientes de la escala doble armónica (1, b2, 3, 4, 5, b6, 7), sacudían las pantallas cinematográficas en clave de máxima violencia treinta y dos años después de que su impulsor la inscribiera en la lista de incunables de la guitarra de surf.



Misirlou (Deltone, 1962), Dick Dale and The Del-Tones. 



Y es que, en su momento, el éxito discográfico de Dick Dale & His Del-Tones no fue el que los aficionados del siglo XXI podrían imaginar. Let´s go trippin´ (Deltone, 1961) y Misirlou (Deltone, 1962), sus dos grandes pelotazos, no pasaron del Top 60 en las listas nacionales, la misma posición que alcanzó su primer elepé: Surfer´s choice (Deltone, 1962), gracias a lo cual la poderosa Capitol Records le firmó un muy prometedor contrato, por 7 elepés, que dicha discográfica rescindiría unilateralmente en 1965, tras haber publicado únicamente 5, incluida la reedición de Surfer´s choice. 




Surfer´s choice (Deltone, 1962), Dick Dale and His Del-Tones.



Los orígenes de Misirlou hay que buscarlos en el folclore griego. Se supone que la canción fue compuesta por el músico local Tetos Demitriades, quien la grabó por vez primera en 1927. En 1931, su compatriota Michalis Patrinos hizo una nueva versión, con letra, que recibió el nombre de Misirlou.

No obstante, los derechos de autor corresponden a Nick Roubanis, un músico griego afincado en Estados Unidos, que, en 1941, hizo una revisión del tema en clave jazzista, adjudicándose de paso la autoría de la música, a la vez que los señores Bob Russell, Fred Wise y Milton Leeds escribían nuevos textos en inglés, figurando ellos cuatro como únicos compositores oficiales de esta pieza mutante, que, en los años 1950, sería revisada por arquitectos de la música lounge-easy listening, tan celebrados como Martin Denny y Arthur Lyman.



Misirlou / Eight till midnight (Capitol, 1962), Dick Dale and The Del-Tones. 



La frenética adaptación de Dick Dale & His Del-Tones, tintada con efectos de reverb por los cuatro costados, vomitaba auténtica violencia rockera, y también chulería a raudales, pues a nadie se le había ocurrido, hasta entonces, interpretar la melodía de un tema en una sola cuerda de la guitarra. La sexta para las notas graves y la prima para las agudas.

Las técnicas que empleaba parecían más apropiadas para hacer sonar un laúd libanés que una Stratocaster enchufada a tres amplificadores Fender Dual Showman en cadena. 

Sus grabaciones más emblemáticas fueron revisadas por la mayoría de bandas surfistas del período 1961-64, y también por las que veinte años más tarde, en plenos años 1980, provocarían un refrescante retorno del movimiento: Jon & the Nightriders, Agent Orange, Surf Riders, Surf Punks, The Wedge, y los neoyorquinos The Raybeats.



 Checkered flag (Capitol, 1963), Dick Dale and His Del-Tones.

Mr. Eliminator (Capitol, 1964), Dick Dale and His Del-Tones. 



En 1987, tras un prolongado paréntesis artístico, Dale unió su dorada Stratocaster a la machacada sunburst de Stevie Ray Vaughan, para registrar juntos una revisión a toda pastilla de Pipeline, el clásico de The Chantays, que sirvió como banda sonora del film Back to the beach (Lyndall Hobbs, 1987). 

'El Rey de la Guitarra de Surf' retomó entonces su producción discográfica, en blanco desde 1971, publicando álbumes tan impactantes como Tribal thunder (Hightone, 1993), Unknown territory (Hightone, 1995) y Calling up spirits (Beggars Banquet, 1996), celebrando con este último su 58 cumpleaños, a la vez que nuevas agrupaciones instrumentales, como Man or Astroman, seguían reproduciendo la música creada por él 35 años atrás.



Tribal thunder (Hightone, 1993), Dick Dale. 

Unknown territory (Hightone, 1995), Dick Dale. 



Otras versiones surfistas de Misirlou: 
- The Challengers, en su álbum Surfbeat (Vault, 1963). 
- The Beach Boys, en su álbum Surfin´ USA (Capitol, 1963). 
- The Surfaris, en su álbum The Surfaris play ... (Decca, 1963). 
- The Astronauts, en su álbum Surfin´with The Astronauts (RCA Victor, 1963). 
- The Trashmen, en su álbum Surfin´ bird (Garrett, 1963). 
- The Lively Ones, en los álbumes Surf rider! (Del-Fi, 1963), Surf city (Del-Fi, 1963) y The great surf hits!! (Del-Fi, 1964).
- The New Dimensions, en el compliatorio Shake!, shout! & soul! (Impact, 1964). 



A RUN FOR LIVE:
Apoteósico corte instrumental de aires hispanos, compuesto por Dick Dale, que el guitarrista incluyó en la cara A de su noveno single para Deltone, el tercero, después de Misirlou y Surf beat, en exponer su novedosa combinación de guitarra Stratocaster, amplificador Fender Dual Showman, y unidad portátil de reverberación Fender. Salió a la venta en enero de 1963.





Los percutivos arreglos orquestales de metales y cuerdas añadían aún más intensidad, si cabe, a la perturbadora interpretación que Dale hizo de este tema, que volvería a grabar meses después, sin orquesta y con otro título: The wedge, y que saldría publicado en el álbum King of the surf guitar, el primero que hizo para  Capitol Records.



King of the surf guitar (Capitol, 1962), Dick Dale and His Del-Tones. 




TIDAL WAVE: 
Cuando, en octubre de 1962, el zurdo baterista Richard Delvy (ex The Belairs) formó The Challengers, creó a su vez un sello independiente: Princess, y una agencia de contratación, y se lanzó a comprar los derechos editoriales de cualquier tema que, a sus oídos, tuviera visos de ser un éxito -entre ellos el millonario Wipe out, de The Surfaris-, introduciéndose de lleno en la escena discográfica, editorial y de management de Los Ángeles.

 Así se explica que The Challengers, o al menos varios de sus componentes, formaran bandas de estudio producidas por el propio Delvy, creadas para satisfacer la demanda del mercado: The Good Guys, que grabaron el álbum Sidewalk surfing! (GNP Crescendo, 1964) -posteriormente acreditado a The Challengers- , y The Surfriders, con Surfbeat Vol. 2 (Vault, 1963).



 Sidewalk surfing! (GNP Crescendo, 1964), The Good Guys. 

 Surfbeat Vol. 2 (Vault, 1963), The Challengers. 



Tidal wave, un instrumental compuesto por Eddie Bertrand y grabado por The Challengers en el verano de 1963, expone a las claras el poderío surfista que demostró esta banda en sus inicios, y la incuestionable categoría de su guitarrista principal: Glenn Grey.




Salió publicado en el segundo elepé de la banda, Surfing with the Challengers (Vault, 1963), que remachó las buenas impresiones que habían dejado en el primero: Surfbeat (Vault, 1963). A partir de 1964, modularon su sonido y su estilo hacia un tipo de rock instrumental más tradicional, en la línea de The Fireballs, The Ventures y Duane Eddy.



Surfing with The Challengers (Vault, 1963), The Challengers. 

Surfbeat (Vault, 1963), The Challengers. 



The Challengers: Richard Delvy (batería), Glenn Grey (guitarra solista), Don Landis (guitarra de ritmo), Randy Nauert (bajo), Jim Roberts (piano y órgano), Nick Hefner (saxo). 


Tras la publicación del álbum The Challengers on the move (Vault, 1964), Grey, Landis y Hefner fueron reemplazados por Artie Fisher (guitarra solista), Ed Fournier (guitarra de ritmo) y Phil Pruden (saxo), respectivamente, quienes participarían en la grabación de K-39 (Vault, 1964), cuarto LP del grupo, que estuvo en activo hasta 1969.



The Challengers on the move (Vault, 1964), The Challengers. 

Wipe out! (GNP Crescendo, 1966), The Challengers. 



* Richard Delvy produjo a los grupos The Outsiders, en 1966, y The Chambers Brothers, en 1968; escribió la música de famosas series de dibujos animados, como The Archies, y ocupó diversos cargos ejecutivos en las discográficas MGM, Carousel y Bell. Fue director musical y arreglista en las giras del grupo Tony Orlando & Dawn, y del cantante David Cassidy. Falleció en 2010, a los 67 años.

* Tidal wave (Vault, 1963), es un remake del tema Volcanic action (Arvee, 1962), de The Belairs.



SQUAD CAR: 
Squad car (Liberty, 1963) salió a la venta en julio de 1963, como cara A del segundo single de Eddie & The Showmen, la banda creada por el guitarrista Eddie Bertrand tras su salida de The Belairs. El nombre "The Showmen" venía dado por el amplificador Fender Dual Showman de Bertrand, uno de los principales galvanizadores de la guitarra de surf.




Esta extraordinaria pieza instrumental, plena de cadencias españolas, como si se tratara de una B.S.O. imaginaria de El Zorro, en la California de 1800, que utilizaba como gimmick el sonido de una sirena de un coche patrulla -interpretado por un saxo-, la escribió Paul Johnson, antiguo camarada de Bertrand en The Belairs. De hecho, Squad car figuraba en el repertorio del grupo, e inclusive llegaron a grabarla, pero no vio la luz hasta muchos años después, en plena era digital, con la publicación del CD The Belairs: The origins of surf music 1961-1963.





Squad car (Liberty, 1963), Eddie and The Showmen. 



Desde las profundidades de la cosmogonia surfista, Eddie & The Showmen plasmaron imágenes ciertamente mágicas y alegóricas, una crepitante amalgama de sonidos contenida en los 5 singles que grabaron para Liberty Records, producidos magistralmente por el propio Bertrand: Toes on the nose / Border town (Liberty, 1963), Squad car / Scratch (Liberty, 1963), Movin´ / Mr. Rebel (Liberty, 1963), Lanky bones / Far away places (Liberty, 1964), y We are the young / Young and lonely (Liberty, 1964). 

Se separaron a comienzos de 1965, cuando se hizo evidente que el surf instrumental no iba a ser capaz de aguantar la feroz acometida de The Beatles y de las demás bandas británicas que aterrizaban en masa en los Estados Unidos, las cuales terminaron haciéndose con ese mercado.



Mr. Rebel (Liberty, 1963), Eddie & The Showmen. 



Eddie and The Showmen: Eddie Bertrand (guitarra solista, productor), John Anderson (guitarra de ritmo), Freddie Buxton (bajo), Dick Dodd (batería, ex The Belairs), Bobby Knight (saxo). 


* En 1965, Dick Dodd formó el grupo The Standells, y llevó la voz cantante en el gran éxito de éstos: Dirty water (Tower, 1966).

* Eddie Bertrand falleció en octubre de 2012, a la edad de 67 años.  



PIPELINE: 
Conjuntamente con Wipeout, de The Surfaris, Pipeline ha sido uno de los mayores bombazos comerciales que tuvo el surf instrumental. Compuesto, grabado y popularizado por The Chantays, en mayo de 1963 ocupaba el goloso puesto nº 4 de las listas de la revista Billboard.




Su hipnótico riff en Mi menor (corcheas: SOL-SI / MI-SI), los raspados de púa bajando por la sexta cuerda, a tope de reverb, la sensación de espacio líquido creada por un piano eléctrico, y su épica melodía, ideada por los guitarristas Bob Spickard y Brian Carman, lo convierten en uno de los grandes clásicos del género.


The Chantays: Bob Spickard (guitarra solista), Brian Carman (guitarra de ritmo y saxo), Bob Marshall (piano eléctrico), Warren Waters (bajo), Bob Welsh (batería). 



Santa Ana, California.  Foto: Western Publishing and Novelty. 



Los cinco componentes de The Chantays estudiaban en el Instituto de Santa Ana (Condado de Orange), y rondaban los 17 años cuando grabaron Pipeline en el almacén de una tienda de discos (Wenzel´s Music), en Downey, una pequeña localidad situada 21 Km. al SE de Los Ángeles.

El tema lo publicó, en diciembre de 1962, Downey Records, un diminuto sello independiente que disponía de su propia editorial musical: Downey Music Publishing, y que dirigían Bill Wenzel, el propietario de la tienda de discos, y su hijo Jack. Éstos, al ver que facturaban más copias de Pipeline de las que podían producir, vendieron los masters de la grabación a Dot Records, que se encargó de distribuir y promocionar el producto, un single y un elepé, a escala nacional e internacional.



Pipeline (Downey, 1962), The Chantays. 

Pipeline (Dot, 1963), The Chantays. 

Pipeline (Dot, 1963), The Chantays y The Surfaris, edición japonesa. 



Al año siguiente, The Chantays grabaron su segundo álbum: Two sides of The Chantays (Dot, 1964), en el que brillaba con luz propia Beyond, un instrumental que figura entre lo mejorcito de la producción discográfica del quinteto de Santa Ana, en el que Bob Spickard trituraba con saña una Stratocaster y empapaba cada nota con una unidad portátil de reverberación Fender.




Poco después, se separaban, al ver la imposibilidad de repetir el impacto brutal de Pipeline, no sin antes intentar remontar el vuelo cambiándole el nombre al grupo y de publicar un par de singles que pasaron inadvertidos.



Two sides of The Chantays (Dot, 1964), The Chantays. 



Otras versiones de Pipeline: 
-The Centurions, en el recopilatorio Surf war, the battle of the surf groups (Shepherd, 1963), producido por Tony Hilder. 
-The (Original) Surfaris, en la segunda edición del álbum recopilatorio Surf´up at Banzai-Pipeline: Surf´s up (Reprise, 1963). 
-The Lively Ones, en su álbum The great surf hits!! (Del-Fi, 1963). 
-Dave Myers & The Surftones, en el álbum Winners of the 18 band Surf Battle! (GNP Crescendo, 1963), compartido con The Rhythm Kings.
-The Ventures, en su álbum The Ventures "Surfing" (Dolton, 1963). 
-The Astronauts, en su álbum Surfin´ with The Astronauts (RCA Victor, 1963). 
-The Challengers, en los álbumes Surf´s up! The Challengers on TV (Vault, 1965) y Wipe out (GNP Crescendo, 1966). 


* La discográfica Dot Records fue fundada en 1950, por Randy Wood, propietario de la emisora de radio WHIN, de Gallatin, Tennessee. En 1957, Wood vendió sus acciones a la multinacional cinematográfica Paramount Pictures, y permaneció como presidente de Dot Records hasta 1967. 



WIPE OUT: 
En agosto de 1963, Wipe out (Dot, 1963) alcanzaba el puesto nº2 de las listas de Billboard, manteniéndose durante 10 semanas seguidas en el Top 40 del hit parade.




Fue el mayor éxito que tuvo el surf instrumental en su corta historia, y una proeza gigantesca para sus creadores: The Surfaris, una jovencísima banda de garaje de Glendora (Condado de Los Ángeles), que con su primer disco alcanzaba las más altas cotas de popularidad y de ventas, a la vez que chocaba de bruces con el complicado mundo de la industria discográfica y del negocio del espectáculo.



Greetings from Glendora, California.  Foto: Hubert A. Lowman. 



Puesto que su historia es algo enrevesada: envueltos desde sus inicios en una espiral de imprevistos y contratiempos profesionales, no nos va a quedar más remedio que entrar en profundidad en ella y extendernos más de lo que nos hubiera gustado, intentando, dentro de lo posible, hacerlo de una forma breve, clara y concisa, aunque no va a ser fácil descoser las entretelas y bastidores del tinglado en el que se movían.

The Surfaris empezaron como muchas otras bandas californianas de aquel momento: estudiantes de instituto que se conocen por su afición a la música se juntan para tocar en un baile de la Escuela Católica de Pomona (Pomona Catholic High School); escogen un nombre de guerra y contactan con Dave Smallin, un hombre que, según la rumorología de una apacible localidad dedicada al cultivo de limones y al pie de las montañas de San Gabriel, como Glendora, en la que todos sus vecinos se conocen, tiene contactos y puede conseguirles actuaciones. Tras hacerles una prueba, Smallin da su visto bueno, y el grupo centra sus ensayos en el estudio fotográfico de su recién estrenado mánager.



Jim Fuller, Jim Pash, Ron Wilson, Pat Connolly, Bob Berryhill. 
The Surfaris, 1963. 



The Surfaris: Jim Fuller (guitarra solista), Bob Berryhill (guitarra de ritmo), Pat Connolly (bajo), Ron Wilson (batería y cantante), Jim Pash (saxo).


En diciembre de 1962, cuatro de los cinco componentes de The Surfaris -el saxofonista, Jim Pash, no pudo asistir- entraban en los estudios PAL, de Cucamonga (8020, North Archibald Avenue), una localidad semi-fantasma del Condado de San Bernardino, a unos 63 Km. al Este de Los Ángeles, en los que Smallin había reservado una sesión, de una hora, para grabar un single que poder vender en los conciertos.

El ingeniero de sonido, fundador y dueño del estudio, era Paul Buff, un profesional muy respetado en la escena musical de Los Ángeles, famoso por trabajar con un prototipo de magnetófono de 5 pistas, fabricado por él mismo.



Cucamonga, intersección de Archibald Avenue y Ruta 66.  
Los estudios PAL se ven detrás de la casa azul de la izquierda. 
Foto: Ontario Public Library. 



Una vez que el grupo hubo terminado de grabar Sufer Joe, un tema compuesto y cantado por el baterista Ron Wilson, que era el único que traían preparado, Buff les recordó una obviedad: si querían completar un single, necesitaban una cara B. Smallin sugirió entonces que cada componente aportase alguna idea, así que, tras improvisar un rato y darle varias vueltas a la cabeza, se sacaron de la manga un instrumental, que grabaron en un par de tomas.




Como punto de partida tomaron un frenético ritmo de batería de Ron Wilson, que todos sus compañeros conocían, pues se lo habían oído tocar en los desfiles de la marching band del instituto -a la que Wilson pertenecía-, durante los descansos de los partidos de fútbol, mientras las pom-pom girls locales gritaban sus consignas y arengaban a la enardecida concurrencia estudiantil.

Sobre este beat se construyeron el riff de guitarra y las líneas bajo -en la tonalidad de DO-, así como los breaks, en los que el baterista de The Surfaris demostraba sus más que notables cualidades percusivas.

Preso de sus palabras, Smallin no tuvo más remedio que hacer su pequeña contribución y aportó la risita histérica y el grito 'Wipe out' que se escuchan en el arranque del tema, después de que el padre de Bob Berryhill se colocara frente al micrófono y, con un martillo, reventase una pequeña tabla de madera recubierta de escayola, intentando con ello imitar el sonido de una tabla de surf cuando sale despedida contra la orilla, o sea: un 'wipe out' Asimismo, papá Berryhill pagó la factura del estudio, que incluía el prensaje de 100 ejemplares de 45 RPM. 

Smallin, consciente del potencial de la banda, hace escuchar el single a los directivos de varias discográficas de Hollywood, sin lograr despertar su interés, en vista de lo cual manda prensar otros 2.000 ejemplares de Surfer Joe / Wipe out, y los publica en su propia etiqueta: DFS.



Wipe-out (DFS, 1963), The Surfaris. 


Finalmente, el disco es editado por una independiente de Los Ángeles: Princess Records, recientemente creada por Richard Delvy (ex The Belairs), el baterista de The Challengers, que cuenta con el apoyo logístico y financiero del conocido compositor, productor y empresario John Marascalgo, con cuya editorial musical: Robin Hood Music, The Surfaris firman un contrato por el que perciben 200 dólares en concepto de avance de royalties.



Surfer Joe (Princess, 1963), The Surfaris. 



El single Surfer Joe / Wipe out (Princess, 1963) comienza a venderse bien en distintos puntos del Estado de California, un éxito de ámbito regional que Richard Delvy aprovecha para licenciar el single con Dot Records, una discográfica dependiente de la poderosísima productora cinematográfica Paramount Pictures, que se encargará de distribuirlo a escala nacional.

La compañía toma entonces una decisión que el tiempo demostrará ser de lo más acertada: Traslada Wipe out de la cara B a la cara A, recortando a su vez los 10 segundos finales de la versión original.

De este modo, Wipe out / Surfer Joe (Dot, 1963) sale a la venta y empieza a sonar en las emisoras de radio de todo el país, una situación de lo más propicia para que Delvy venda los masters del single a Dot Records, llegando ambas partes a un acuerdo contractual que incluye la grabación de un elepé de The Surfaris, que el quinteto de Glendora culmina en 12 horas en el estudio.



Wipe out (Dot, 1963), The Surfaris. 



Cuando apenas había transcurrido una semana de ello, Dot sacó a la venta el elepé, Wipe out (Dot, 1963), lo cual sorprendió bastante al grupo, pues era prácticamente imposible que, en un margen de tiempo tan corto, se hubiesen podido llevar a cabo las siempre complejas tareas de post-producción y de distribución, que suelen dilatar el proceso.

 Mas la sorpresa mayúscula se la llevaron al escuchar el disco y darse cuenta de que, aparte de Wipe out y Surfer Joe, no eran ellos quienes tocaban. Debieron quedarse perplejos ... Esto, aparte de otros 'inconvenientes' de índole moral y profesional, significaba que no percibirían los royalties correspondientes a las ventas de un álbum acreditado a su nombre.

Los beneficiados serían The Challengers, la banda de Richard Delvy, que fue la que realmente grabó, antes de que lo hiciesen The Surfaris, los otros 10 temas de un disco en cuyos créditos se señalaba al propio Delvy como productor, a John Marascalgo como productor asociado, y a Glenn Grey, el guitarrista  de The Challengers, como arreglista. Aquello era un auténtico atropello, que venía a demostrar la procacidad con la que suelen desenvolverse ciertos profesionales del showbiz cuando tienen enfrente a un puñado de muchachos talentosos pero inexpertos. 




El polémico álbum Wipe out (Dot, 1963), solo contenía dos temas de The Surfaris. 



A esta desagradable noticia vendrían a sumársele otras dos no menos preocupantes. Primera: una banda surfista de Anaheim reclamaba la propiedad de la marca The Surfaris, e interponía una demanda en su contra. Segunda: The Impacts, una agrupación de Morro Bay, que acaba de publicar un álbum titulado Wipe out! (Del-Fi, 1963), los acusaba de plagio. Fueron dos problemas judiciales inesperados, que terminarían resolviéndose a su favor, pero que, sin duda, en su momento, debieron crearles más de un dolor de cabeza.

En cuanto al 'affaire' con Dot Records, la reacción del grupo fue inmediata: Jim Pash, el joven saxofonista de 14 años, fue el primero en demandar a la compañía, por usar indebidamente su imagen en un disco en el que no había participado, pues, como ya dijimos, ni siquiera estuvo durante la grabación de los dos temas del single; finalmente, los tribunales le dieron la razón y fue indemnizado con 5.000 dólares, una suma realmente importante para la época, renunciando con ello a cualquier derecho que pudiera corresponderle sobre el tema Wipe out. Tras el fallo, Dot Records excluyó su imagen de la foto que aparecía en la contraportada del disco. 




Pat Connolly, Jim Fuller, Ron Wilson, Bob Berryhill y Jim Pash, 
en la foto que aparecía en la contraportada del elepé Wipe out (Dot, 1963). 



Sus compañeros también pleitearon, obligando a la discográfica a alterar la portada y advertir al público que The Surfaris solo aparecían en un par de temas: Wipe out y Surfer Joe, y que el resto del disco había sido grabado por "otros grupos instrumentales". 

Una vez resuelto este asunto, The Surfaris, espantados, salieron corriendo en busca de otra compañía, que encontraron en un santiamén, pues, de la noche a la mañana, se habían convertido en una de las bandas más famosas e importantes del país. Acababan de pegar un pelotazo descomunal con Wipe out, y cuando este tema desapareció del hit parade, tras permanecer varios meses en el Top 100, Surfer Joe, la cara B del single, tomó su relevo y llegó hasta el puesto nº 62. 



Dot cambia la portada del álbum, advirtiendo que The Surfaris solo aparecen en un par de temas.



Así las cosas, en el otoño de 1963, The Surfaris firmaban un contrato de larga duración con Decca, una de las 5 grandes discográficas estadounidenses, y grababan su 'verdadero' primer elepé: The Surfaris play ... (Decca, 1963), una luminosa joya del surf instrumental, del que se extrajo el single Point panic / Waikiki run (Decca, 1963), que alcanzó el puesto nº 49 de las listas de Billboard. Naturalmente, dado que el master original era propiedad de Dot Records, hubo que hacer nuevas versiones de Wipe out y Surfer Joe. De paso, prescindieron de Dale Smallin y buscaron un mánager que defendiera mejor sus intereses, pues estaban decididos a iniciar esta nueva etapa discográfica con los sobresaltos justos.




Jim Pash, Jim Fuller, Ron Wilson, Bob Berryhill, Pat Connolly. 
The Surfaris play ... (Decca, 1963), The Surfaris. 


Point panic (Decca, 1963), The Surfaris. 



La música de The Surfaris emanaba una energía arrebatadora y desprendía vitalidad a raudales, y esto les hizo captar a una legión de jóvenes seguidores, que los adorábamos. A lo largo de 1964, publicaron los elepés Hit city 64 (Decca, 1964) y Fun city, U.S.A. (Decca, 1964), hicieron giras por Estados Unidos, Nueva Zelanda, Australia y las islas Hawai; y aguantaron más que dignamente el envite arrollador de la beatlemanía, que estaba arrasando con todo lo que se ponía a su paso.

De esta etapa sobresalen varios instrumentales propios, algunos tan poderosos como Scatter shield, Mystic island drums, Hot rod graveyard, Dune buggy, Big surge y Burnin'  rubber; y brillantes versiones surfistas de Shazam -de Duane Eddy-, Scratch -de The Ventures-, Hiawatha, Earthquake -de Aki Aleong and The Nobles-, Apache -de The Shadows-, Moon dawg -de The Gamblers- y  Murphy the surfie, del grupo australiano The Joy Boys.

También hicieron adaptaciones de clásicos del surf en su faceta vocal, como Be true to your school,  Little  deuce coupe -de The Beach Boys-, Hot rod high -de The Knights-, o la impagable Wax, board and woodie, cantadas por Ron Wilson, que solían intercalar en un repertorio básicamente instrumental.



Hit city 64 (Decca, 1964), The Surfaris. 



I've got a tank full of gas and I really gonna move
Down to the beach where the surfers all groove
Gonna start out before the break of day
Gonna wax my board and I'm on my way 
I got my wax, board and my woodie. 

I got the wildest woodie and it shows real class
Well, nothing in this surfgroup that it won't pass
When I pop the clutch just to watch my action
I never break loose with that positraction 
Got my wax, board and my woodie. 

I've got a customized board with a redwood strip 
I use a special wax so I never slip 
Hot doggin' every day 'till the sun goes down 
I've got my wax, board and woodie 
I'm the coolest around 
I got my wax, my board and my woodie 
Yeah, yeah, yeah... 
I got my wax, my board and my woodie 
One more time... 
I got my wax, my board and my woodie 
I wanna tell you... 
I got my wax, my board and you know I got my woodie. 

Wax, board and woodie (Roger Christian & Gary Usher, 1964)



Fun city, U.S.A. (Decca, 1964), The Surfaris. 



En 1965, con la decadencia definitiva de la música de surf y la irrupción salvaje de los grupos británicos y del folk-rock dylaniano, su entorno profesional (discográfica, mánager, promotores ...) les forzó a cambiar de  registro, dejando completamente de lado su faceta instrumental y grabando versiones de The Beatles -She´s a woman-, The Dave Clark Five -Anyway you want it-, Herman´s Hermits -I´m into something good- y de otras agrupaciones inglesas de 'rigurosa actualidad'. 

Este drástico giro de tuerca se aprecia en el álbum Hit city '65 (Decca, 1965), producido por Gary Usher, en el que prácticamente no queda ni rastro de su militancia surfista, de no ser por el logotipo del grupo y la foto de la portada, en la que, haciendo un verdadero acto de fe, seguían apareciendo al volante de un woodie, con sus tablas, rumbo a alguna playa virtual. 



Hit city '65 (Decca, 1965), The Surfaris. 


En agosto de aquel año, antes de que la banda emprendiese una gira por Japón, su bajista y líder, Pat Connolly, los abandonaba, alegando problemas personales. Al regresar de ella, el guitarrista Jim Fuller siguió sus pasos, y, poco después, lo haría Bob Berryhill. Los tres habían comenzado su carrera profesional a los quince años, unidos por una ilusión común. Ahora, con 18,  sus sensaciones, con respecto a la música y el showbiz, habían cambiado, y mucho.

Antes de consumarse la debacle final, Decca publicó el quinto y último álbum de The Surfaris con dicha compañía: It ain´t me, babe (Decca, 1965), que, por si acaso a alguien le quedaba alguna duda, vino a ser su certificado de defunción. Ya no era la imponente banda de surf instrumental que todos habíamos admirado .... La habían convertido en otra cosa ...



It ain´t me, babe (Decca, 1966), The Surfaris.



* John Marascalgo compuso temas de éxito para el rocanrolero Little Richard, entre ellos Reddy Teddy, Rip it up -ambos versionados por Elvis Presley- y Good golly miss Molly.

* El álbum The Surfaris play ... (Decca, 1963) fue producido por Charles Bud Dant.

* Aki Aleong and The Nobles era una banda surfista formada por el músico, compositor y actor trinitario Aki Aleong. Su banda, The Nobles, la formaban Ralph Geddes, Paul Gedees, Marty Smith, Rick Gardner y Ron Smith. Publicaron el álbum Come surf with me (Vee-Jay, 1963).

* El bajista Ken Forssi, que, en agosto de 1965, reemplazó al miembro original Pat Connolly, en 1966 se unió a Love, el grupo liderado por el guitarrista Arthur Lee.

* Jim Fuller se unió, en 1968, a The Seeds, la célebre banda de garaje de Los Ángeles, capitaneada por el cantante Sky Saxon.

* The Surfaris volverían a reagruparse a comienzos de los años 1970.

* La revista especializada Guitar World declaró a Wipe out como "uno de los 10 temas que mayor influencia ha tenido entre los guitarristas en la historia del Rock".

* Ron Wilson falleció en 1989.

* Jim Pash falleció en 2005.



BOMBORA: 
Instrumental grabado, en el verano de 1963, por una de las dos agrupaciones que se disputaban los derechos de propiedad del nombre The Surfaris. Finalmente, los tribunales terminarían dando la razón a los Surfaris de Glendora (Condado de Los Ángeles), quienes pudieron conservar el nombre, y a éstos, que procedían de Anaheim (Condado de Orange), se les obligó a cambiarlo por el de The Original Surfaris.



Anaheim, California, hacia finales de los años 1950.  Foto: WTC.



Sea como fuere, los que les habíamos conocido a través del recopilatorio Surf´s up (Reprise, 1963), en el cual no aparecían fotos suyas ni los nombres de sus componentes, nunca supimos que se trataba de un grupo distinto del que popularizaría el famosísimo Wipe out, pues nadie -ni compañías de discos ni medios de comunicación-, utilizó el epíteto (Original) para distinguir uno de otro, al menos durante todo 1963. Y cuando se hizo, en 1964, la euforia surfista había decaído considerablemente, y no se le prestó ninguna atención al asunto. La moda que imperaba era otra muy distinta.



Surf´s up (Reprise, 1963) -recopilatorio-.



Los Surfaris de Anaheim ya llevaban un par de años actuando cuando los Surfaris de Glendora se formaron, pero lo habían hecho bajo los nombres de The Vogues y The Customs, y no fue hasta que el productor Tony Hilder se hizo cargo de ellos, en 1963, que empezaron a usar el de The Surfaris. 

Fue una pena que se lanzaran a una disputa legal en la que tenían todas las de perder. Se enfrentaban a los abogados de Dot Records, una discográfica bastante más poderosa de lo que pudiera ser su productor, y a un grupo que, precisamente en ese momento, estaba plantado en todo lo alto de las listas de éxitos del país.

Como consecuencia, la edición de un álbum con Del-Fi Records, que estaba prácticamente cerrada, se fue al garete, y el single que acaban de grabar para dicha compañía, con dos sensacionales instrumentales: Bombora / Surfari (Del-Fi, 1963), salió al mercado sin ninguna promoción y fue a parar directamente a los cajones de saldos de los almacenes y drugstores de Los Ángeles y sus alrededores.




La situación era de alarma extrema, y el grupo intentó subvertirla publicando un single fastuoso: Tor-chula / Psyche out (Felsted, 1963), pero de escaso impacto comercial. Tras aparecer en dos oscuros compilatorios: Shake!, shout! & soul! (Impact, 1964) y Wheels (Diplomat, 1964), The Original Surfaris, cansados de dar palos al aire, tiraban la toalla, al tiempo que su productor, Tony Hilder, se despedía del negocio de la música y se transmutaba en un visceral activista de la extrema derecha estadounidense.



Tor-chula (Felsted, 1963), The Surfaris. 



Pese a su escasa suerte, esta banda, que se cuenta entre las más brillantes y genuinas del movimiento surfista instrumental, nos dejó un importante legado. Bajo la supervisión de Hilder y los buenos oficios del ingeniero de sonido Ted Brinson, grabó muy potentes versiones de Ghost riders in the sky, Tor-chula, Psyche out, Delano soul beat, Latin soul y Pipeline; y un puñado de temas propios: Bombora, Surfari, Surf´s up, Kalani wipeout, y el impagable Moment of Truth, que te hacían sentir como si fueras montado en una tabla, cabalgando la ola ...  Los guitarristas, Larry Weed y Chuck Vehle se encargaban de que así fuese, sumergidos en un estanque electrónico de reverberación analógica.




The (Original) Surfaris: Larry Weed (guitarra solista), Chuck Vehle (guitarra de ritmo), Al Valdéz (piano), Jim Tran (bajo), Mike Biondi (batería), Doug Wiseman (saxo). 


* Bombora era un tema original de The Atlantics, un cuarteto surfista australiano, que lo incluyó en un single, publicado por CBS Internacional en julio de 1963, el cual, dos meses después, ocupaba el primer puesto de las listas de éxitos de su país, antes de ser editado en Japón, Nueva Zelanda, Reino Unido, Italia, Holanda, y en algunos países de la América hispana.




En vista del impacto de Bombora, en octubre de 1963 la CBS publicó un homónimo elepé con 12 instrumentales. La autoría de Bombora, que, según la versión de The (Original) Surfaris, corresponde a su guitarrista, Larry Weed, en el original de The Atlantics está acreditada a Jim Skiathitis (guitarra solista) y Peter Hood (batería), componentes de esta implacable banda australiana formada en los suburbios de Sydney en 1961. Muchos historiadores del rock consideran que ambas grabaciones son el mismo tema, pero, en mi opinión, y sin necesidad de hacer un exhaustivo análisis musical, son completamente distintos, aunque compartan el título.



Bombora (CBS, 1963), The Atlantics. 




MOMENT OF TRUTH: 
Instrumental compuesto por Larry Weed y Doug Wiseman, guitarrista y saxofonista, respectivamente, de The (Original) Surfaris. El tema, con sonoridades propias de un espagueti-western de Darío Argento, apareció en el recopilatorio Surf´s up at Banzai-Pipeline (Northridge, 1963), un álbum cuya licencia vendió Tony Hilder a Reprise Records, que lo reeditó en mayo de 1963, llegando de este modo a un público mucho más amplio.

Aparte de Moment of truth, Ghost riders in the sky y Kalani wipeout, la reedición de Reprise ofrecía 2 cortes instrumentales de The (Original) Surfaris que no venían en el original publicado por Northridge: Surf´s up y Pipeline. Simultáneamente, Reprise editó un single con Moment of Truth. 



Moment of truth (Reprise, 1963), The Surfaris. 


Otras adaptaciónes de Moment of truth: 
- Dave Myers and The Surftones, en un single publicado por Impact Records, en 1963. También apareció en su único álbum: Hangin´ twenty (Del-Fi, 1963) y en los compilatorios Original surfin´ hits (GNP Crescendo, 1963) y Big surf hits (Del-Fi, 1964). 

- The Surf Teens, una jovencísima agrupación de Atascadero (Condado de San Luis Obispo), descubierta y producida por Norman Knowles. Su revisión apareció en un single publicado por el sello Westco, propiedad de Knowles, y en el álbum Surf mania with The Surf Teens (Sutton, 1963), que, por desgracia, fue a parar directamente al mercado de saldos y no se supo más de ellos.






WIPE OUT!: 
Instrumental compuesto y grabado por The Impacts, un sexteto de Morro Bay (Condado de San Luis Obispo), fundado en 1960 y encabezado por el soberbio guitarrista y compositor Merrell Fankhauser, natural de Arroyo Grande. Solían actuar habitualmente en las salas Rose Garden Ballroom y Peppermint Twist West, las dos más importantes de Pismo Bay, su principal área de influencia y una de las zonas surfistas más concurridas de California. 






Morro Rock y Morro Bay, California. Foto: Merle Porter. 



En mayo de 1963, Del-Fi Records puso a la venta el primer elepé de The Impacts, que contenía Wipe out!, un tema -que daba título al disco- escrito por Fankhauser, quien aseguraba haberlo compuesto antes de que The Surfaris hubiesen publicado su propio Wipeout (Princess, 1963), y que éste era un plagio del suyo. 

No sabemos qué pudo inducirle a decir algo así, pues la única similitud entre un Wipe out y otro, aparte del título, es que ambos seguían la progresión de acordes I, IV, V, un esquema universalmente común al blues, al r&b, y al rock and roll. Y en cuanto al título, no debe extrañarnos que, en pleno 1963, con una avalancha de términos surfistas convertidos en títulos de canciones, se diese ese tipo de coincidencia. 

De hecho, los otros Surfaris, los de Anaheim, ya habían grabado un instrumental titulado Kalani wipeout (Northridge/ Reprise, 1963), firmado por Victor Regina -su primer mánager-, Larry Weed y Al Valdez. Aún así, se comprende la susceptibilidad de Fankhauser, viendo cómo un tema que él creía haber compuesto, o que, al menos, en su opinión, era exactamente igual a uno suyo, subía como la espuma en los ratings de las emisoras de radio californianas, mientras su 'versión original' no despertaba el mismo interés, y si lo despertaba era por una simple cuestión de curiosidad, o de morbo. Debilidades humanas ... Mal asunto.



Wipe out! (Del-Fi, 1963), The Impacts. 



The Impacts publicaron un álbum: Wipe out! (Del-Fi, 1963) y un single: Blue surf / Impact (Del-Fi, 1963), y aparecieron en los compilatorios KFWB's battle of the surfing bands! (Del-Fi, 1963), KPOI's battle of the surfing bands! (Del-Fi, 1963), KYA's Battle of the Surfing Bands! (Del-Fi, 1963) -con una atractiva revisión del Tor-chula de The Sentinals-, y Big surf hits (Del-Fi, 1964) -con Wipe out! y Blue surf-.



The Impacts: Merrell Fankhauser (guitarra solista), Wayne Martin Brown (steel guitar), Joel Rose (saxo), Steven Lee Evans (guitarra de ritmo), John Oliver (bajo), Steve Metz (batería). 



SOUL SURFER: 
Soul surfer (Park Avenue, 1963) es otra de las joyas de la música surf en su vertiente instrumental. Fue escrita, grabada y popularizada por el guitarrista Johnny Fortune, originario de Warren, Ohio, que llevaba en el negocio discográfico desde 1959, ya fuera publicando sus propios discos, ya trabajando a las órdenes de otros artistascomo Sam Cooke, con quien grabó el glorioso Chain gang (RCA Victor, 1960).





En 1963, Johnny, que contaba 20 años y poseía una técnica de lo más depurada, muy al estilo de Chet Atkins, saltó a la palestra surfista con Soul surfer, un single en el que le acompañaban su hermano Joey Sudetta (batería) y el saxofonista Jim O´Keith, cuya espléndida acogida  propició la publicación de un elepé.

Otros títulos pertenecientes a este período artístico suyo son Surfer´s trip, Soul traveler, Midnight surf, Siboney, Dragster, Surf rider (Park Avenue, 1963).  Prosiguió su carrera musical hasta 2006, cuando falleció a la edad de 63 años.



The soul surfer (Park Avenue, 1963), Johnny Fortune. 



STOKED: 
Primero de los instrumentales escritos por Brian Wilson, contenido en el segundo elepé de The Beach Boys: Surfin USA (Capitol, 1963). De la guitarra solista se encargó el menor de la saga Wilson, Carl, de 16 años, pertrechado con una Fender Jaguar de color blanco.




Aun cuando The Beach Boys era un grupo eminentemente vocal, sus dos primeros elepés incluían sendos instrumentales:  Misirlou, Let´s go trippin´ (de Dick Dale),  Moon dawg (The Gamblers), Honky tonk (Bill Doggett), y Surf jam, con el que Carl Wilson debutó como compositor.



 Surfin´ safari (Capitol, 1962), The Beach Boys. 



El contrapunto a la guitarra solista de Carl Wilson lo ponía la guitarra de ritmo de su amigo y vecino David L. Marks, quien vivía en su misma calle, en Hawthorne, y contaba un par de años menos que él, o sea, 14.  Juntos desarrollaron un sonido ciertamente personal, que Brian Wilson utilizó como sustrato a la hora de escribir sus primeras canciones, y que se revelaría como pieza fundamental en el proceso creativo a partir del cual The Beach Boys terminaron de definir su estilo durante 1962 y 1963.



Surfin' USA (Capitol, 1963), The Beach Boys. 


Este sonido no solo está presente en los cortes instrumentales del grupo, sino también en la mayoría de temas cantados de su repertorio de aquella etapa: Surfin´ safari, 409, Heads you win, tails I lose, Cuckoo´s clock, Summertime blues, Surfin USA, Shut down, Noble surfer, Farmer´s daughter, The lonely sea, Surfer girl, Catch a wave, South Bay surfer, Hawaii, In my room, Little deuce coupe, Our car club, Be true to your school, Cherry cherry coupe, Custom machine ... 

La creciente e imparable popularidad que experimentaron The Beach Boys nada más arrancar, obligaría a los jovencísimos Carl Wilson y David Marks a dejar el Instituto Público de Hawthorne, en donde se formaban aglomeraciones y tumultos cada vez que aparecían, e inscribirse en una academia privada de Hollywood. Cosas de la fama.



Dennis Wilson, David L. Marks, Carl Wilson, Mike Love y Brian Wilson. 
Surfer girl (Capitol, 1963), The Beach Boys. 



* David L. Marks dejó The Beach Boys en octubre de 1963, forzado por Murry Wilson, mánager del grupo y padre de los hermanos Wilson. Tenía 15 años. Formó entonces su propia banda: David Marks & The Marksmen, que publicó discos con los sellos  A&M y Warner Bros.

* Dennis Wilson, baterista de The Beach Boys, falleció en diciembre de 1983, ahogado en las aguas del puerto de Marina del Rey, en la bahía de Santa Mónica, en donde tenía atracado su yate, en el que vivía y el cual estaban a punto de embargarle. 

* Carl Wilson falleció en 1998, con 51 años.

* En 2012, David L. Marks regresó a The Beach Boys para la gira de reunión que conmemoró el 50 aniversario de la banda, formada para dicha ocasión por Brian Wilson, Mike Love, Al Jardine, Bruce Johnston y el propio Marks. 



BAJA: 
Instrumental escrito por Lee Hazlewood -productor de Duane Eddy y marido de Nancy Sinatra-, e interpretado por The Astronauts, un quinteto de Boulder, Colorado, una preciosa ciudad a cientos de kilómetros de Baja California, México, región a la que alude el título de este clásico ineludible de la música surf.




Numerosos güeros surfistas solían cruzar habitualmente la frontera entre San Diego y Tijuana para deslizar sus tablas por las imponentes y salvajes playas de esa maravillosa península bañada por las aguas del Océano Pacífico y del Golfo de California.



Baja California Sur.  (Foto: México TV)



Baja (RCA Victor, 1963) salió publicado a principios de 1963, en un single que alcanzó el discreto puesto 97 del Top100 de las listas de Billboard, y fue incluido en el primer álbum del grupo: Surfin´ with The Astronauts (RCA Victor, 1963), que tuvo una pizca más de suerte y llegó hasta el puesto 61.

La grabación la dirigió el productor Al Schmitt, con la ayuda del ingeniero de sonido Dave Hassinger, quien trabajó después para The Rolling Stones -grabando The last time, Satisfaction, Get off of my cloud, Mother´s little helper, Paint it black y otros temas del período 1965/66-, cuando al quinteto londinense, aconsejado por Jack Nitzsche, le dio por grabar en los estudios RCA de Hollywood.



Baja (RCA Victor, 1963), The Astronauts. 

Surfin´with The Astronauts (RCA Victor, 1963), The Astronauts. 

Competition coupe (RCA Victor, 1963), The Astronauts. 



La melodía principal de Baja estaba construida a partir de la escala mixolidia de MI (1, 2, 3, 4, 5, 6, b7), modulando después hacia la escala natural mayor de SOL (1, 2, 3, 4, 5, 6, 7), en una secuencia ambiental de aires netamente hispanos, ejecutada sobre la sucesión de acordes SOL, RE, DO, RE. 

The Astronauts, que publicaron un total de 9 elepés antes de separarse en 1968, contaban en sus filas con tres guitarristas, a cual más versatil, pero el crédito en este histórico tema, rebozado a conciencia con efectos de reverberación, corresponde a Bob Demmon. 


The Astronauts: Bob Demmon (guitarra solista), Dennis Lindsey (guitarra), Rich Fifield (guitarra solista y cantante), Jon Patterson (bajo y cantante), Jim Gallagher (batería).


*  En 1967, Dennis Lindsey y Jim Gallagher fueron reclutados por el Ejército para ir a combatir al Vietnam. 


Circula también otra fabulosa versión de Baja, interpretada por Jack Nitzche y su orquesta, perteneciente a The lonely surfer (Reprise, 1964), el primer álbum solista de este afamado director, arreglista y mano derecha del productor Phil Spector.




En el disco, dirigido estilísticamente hacia el surf -con títulos del estilo de Baja, The lonely surfer, Beyond the surf- y a la música de B.S.O., participaron algunos de los mejores músicos de sesión de Los Ángeles: Hal Blaine (batería), Tommy Tedesco, Bill Pitman, Ray Pohlman (guitarras) y Leon Russell (piano).



The lonely surfer (Reprise, 1964), Jack Nitzsche.




EXOTIC: 
Clásico del surf instrumental, compuesto por el ingeniero de sonido Bruce Morgan, hijo de Hite y Dorinda Morgan, directores de la editorial musical Guild Music Publishing, y de los estudios de grabación Stereo Masters (5538, Melrose Ave.) de Hollywood.




En sí, Exotic no era otra cosa que una clonación de Misirlou twist, la primera versión que Dick Dale hizo de su laureado Misirlou -contenida en el álbum Surfer´s choice (Deltone, 1962)-, pues, aparte de la inconfundible melodía de aires arábigos, Exotic incluía guiños a la versión instrumental que Ritchie Valens hizo, en 1958, de Malagueña, de Ernesto Lecuona, a la que Dale también recurrió en su mencionada adaptación.




Sin embargo, visto el título que Morgan eligió para su composición, no debe extrañarnos que se inspirara también en las versiones que de Misirlou hicieron Arthur Lyman -en 1958- y Martin Denny -en 1960-, verdaderos activistas de la música lounge-easy listening, quienes solían titular sus colecciones de álbumes con los epítetos EXOTICA, en el caso de Denny, o EXOTIC, en el de Lyman.





Martin Denny y Arthur Lyman, activistas de la música lounge. 



Junto con Church key, Intoxica, Surfin´tragedy y Revellion, Exotic fue uno de los instrumentales más 'machacados' por las bandas producidas por Tony Hilder. Una de las adaptaciones más logradas fue la que grabaron Jim Waller and The Deltas, un quinteto formado por estudiantes del State College de Fresno, una localidad, del condado del mismo nombre, 470 Km. al Norte de Los Ángeles, quienes la incluyeron en el único elepé que firmaron por su cuenta: Surfin´ wild (Arvee, 1963), producido por Tony Hilder.



Surfin' wild (Arvee, 1963), Jim Waller and The Deltas. 



The Deltas mezclaban música de surf con rhythm and blues, y se cuentan entre las bandas instrumentales más destacadas de la primera hornada surfista, la que nació al calor de los conciertos de Dick Dale and His Del-Tones y The Belairs. Aparecieron en los famosos compilatorios Surfs up! at Banzai-Pipeline (Northridge, 1963) -con el tema Surfer´s stomp-, Surf war, the battle of the surf goups (Shepherd, 1963) -con Surf bird-, Original surfin´ hits (GNP Crescendo, 1963) -con Let´s go surfin´- y KFWB's battle of the surfing bands! (Del-Fi, 1963) -con Surfin´ tragedy-. 


Jim Waller & The Deltas: Jim Waller (piano, órgano y guitarra de ritmo), Terry Christoffersen (guitarra solista), Roy Carlson (saxo), Eddie Atkinson (bajo) y Jeff Christensen (batería).


Russ Morgan compuso otros temas clave de la primera oleada surfista: Laguna limbo luau, grabada por Dave Myers and The Surftones -contenida en el recopilatorio Surfs up! at Banzai-Pipeline (Northridge, 1963)-, y Luau, que The Beach Boys incluyeron en la cara B de su primer single: Surfin´ (X, 1961), grabado, dirigido y producido, en octubre de 1961 -en los estudios World Pacific-, por Hite y Dorinda Morgan, los padres de Russ, quienes lo publicaron en su pequeño sello X Records, antes de ofrecérselo a Joe Saraceno, dueño de la etiqueta Candix, que lo publicó ese mismo mes.



 Luau (X Records, 1961), The Beach Boys. 


Luau (Candix Records, 1961), The Beach Boys. 



Otras versiones de Exotic: 
- The Sentinals, en su elepé Big surf! (Del-Fi, 1963). 
- The Rhythm Kings, en la cara B del single Blue soul (Crescendo, 1963), y en el compilatorio Original surfin´ hits (GNP Crescendo, 1963). 
- Dave Myers and The Surftones, en el recopilatorio Surf war, the battle of the surf groups (Shepherd, 1963). 
- Bob Vaught & The Renegaids, en su elepé Surf crazy (GNP Crescendo, 1963).


* En 1965, Russ Morgan entró a trabajar como ingeniero de sonido para Elektra Records.



Exotic (GNP Crescendo, 1963), The Rhythm Kings. 



SOUL SURFIN´: 
Tema original de The Rhthym Kings, un quinteto de origen chicano, formado en 1957, en Delano, una localidad del valle de San Joaquín (Condado de Kern), que también funcionó con el nombre de The Soul Kings. 






Publicaron un par de singles: Border town / The soul (Challenge, 1962) y Blue soul / Exotic (GNP Crescendo, 1963), producidos por Tony Hilder, quien, en colaboración con su socio, el editor y compositor Bob Hafner, se hizo cargo de ellos en el verano de 1962, supliendo la falta de presupuesto con un torrente de imaginación. 





De la contratación de la banda se encargaba el saxofonista Norman Knowles, componente de The Revels y autor de Church key e Intoxica, temas que figuraban en el repertorio de The Rhythm Kings, quienes, al igual que sus colegas The Sentinals -de San Luis Obispo- y The Centurions -de Orange County-, combinaban ritmos latinos, r&b y bramantes guitarras surferas. 






The Rhythm Kings / The Soul Kings: Art Rodríguez (guitarra solista), Al García (trompeta, flauta y bajo), Freddie Mendoza (guitarra y bajo), Manny García (batería), Vince Bumatay (saxo tenor y bajo). 


El viernes 22 de marzo de 1963 participaron y triunfaron en la renombrada 'Batalla de Grupos de Surf', celebrada en el Dauville Castle Club de Santa Mónica, que dio origen al álbum The winners of the 18 band Surf Battle! (GNP Crescendo, 1963), que compartieron con Dave Myers & The Surftones, los ganadores de la segunda velada, celebrada el sábado día 23. 




Surf Battle! (GNP Crescendo, 1963), The Rhythm Kings / Dave Myers & The Surftones. 



El disco, producido por Tony Hilder, contenía 8 temas de The Rhythm Kings, entre los que figuraban originales tan espléndidos como Pachuko soul y Swingin´ piper soul, y adaptaciones muy personales de Harlem nocturne -de Earle Hagen-, Watermelon man -de Herbie Hancock, popularizada por Mongo Santamaría- y Last night -de The Mar-Keys-, entre otras. 

Soul surfin', un tema también conocido con el nombre de Exotic blue soul, sintetiza el estilo particular de esta notabilísima banda instrumental anglo-chicana. Apareció en los recopilatorios KFWB´s Battle of the surfing bands (Del-Fi, 1963), KPOI's battle of the surfing bands! (Del-Fi, 1963) y KYA's battle of the surfing bands! (Del-Fi, 1963), tres elepés distintos -dependiendo de la emisora de radio que hubiese organizado la 'batalla'-, con el mismo número de serie: DFLP/DFST-1235, y que contenían prácticamente los mismos temas. 




KFWB´s Battle of the surfing bands (Del-Fi, 1963).


The Rhythm Kings / The Soul Kings participaron también en otros celebrados elepés recopilatorios: Surfs up! at Banzai-Pipeline (Northridge, 1963) -con Delano soul beat-, Original surfin´ hits (GNP Crescendo, 1963) -que incluía Exotic, Swinging piper soul y Pachuko soul- y Dance with the jet set (GNP Crescendo, 1964) -con Pachuko soul-. Se disgregaron en 1964.



Original surfin´ hits (GNP Crescendo, 1963).



BULLWINKLE, PART II: 
Instrumental surfista, original de Dennis Rose, el flamante guitarrista de The Centurions, una jovencísima banda de Costa Mesa (Condado de Orange), California. Hacia finales de 1962, sus componentes se financiaron la grabación -en los estudios Gold Star, de Hollywood- de un puñado de temas, entre los que figuraba Bullwinkle, que unos meses después salía publicado en el recopilatorio Surf war, the battle of the surf groups (Shepherd, 1963).



Costa Mesa. Foto: Don Dobmeier


El disco aglutinaba a las cinco bandas finalistas de la 'Batalla entre Grupos' celebrada en el Deauville Castle Club: Jim Waller & The Deltas, The Impacts, Bob Vaught and The Renegaids, Dave Myers and The Surftones, y The Centurions, que aportaron 6 de los 12 temas del álbum: Sanjuro, The wedge, Pipeline, Surf war, Ray bay y Bullwinkle. 



Surf war, the battle of the surf groups (Shepherd, 1963).



Con el respaldo del productor Tony Hilder, ensayaron y grabaron nuevos cortes instrumentales con los que conformar un elepé completo, que grabaron en los estudios de Ted Brinson y que Hilder debió negociar de muy mala manera con Del-Fi Records, pues el disco salió a la venta con idéntica portada, título (Surfer´s pajama party) y número de serie (DFLP-1228) que uno de The Bruce Johnston´s Surfing Band recientemente publicado por dicha discográfica.

La confusión entre el público fue monumental, pues, además de todos los despropósitos citados, el nombre de The Centurions no aparecía por ningún lado. Miento, sí que aparecía, pero como The Centurians, y en la contraportada. La descoordinación general en la edición de aquel álbum resultó especialmente patética.



 Surfers' pajama party (Del-Fi, 1963), The Bruce Johnston´s Surfing Band 

  Surfers' pajama party (Del-Fi, 1963), The Centurians. 



En virtud de este fiasco estúpido, prácticamente nadie se enteró de la existencia de temas tan fulminantes como Body surfin', Tuff soul o Bullwinkle, Part II, ni volvimos a saber nada del grupo, que terminó disolviéndose en 1965.

Esta segunda parte de Bullwinkle aparecería en el álbum recopilatorio Big surf hits (Del-Fi, 1964), antes de convertirse, muchos años después, en objeto de culto universal tras su inclusión en la B.S.O. de la película Pulp fiction, de Quentin Tarantino, en una secuencia sin diálogos en la que el personaje interpretado por John Travolta se metía un buen chute de heroína.



Big surf hits (Del-Fi, 1964).



The Centurions: Dennis Rose (guitarra solista), Ernie Furrow (guitarra de ritmo), Jeff Lear (bajo), Joe Dominic (batería), Ken Robinson (saxos, flauta y clarinete), Pat Gaguebin (saxos y armónica), Jerry Dicks (órgano Hammond y piano). 

- The Surf Teens hicieron una adaptación de Bullwinkle, Part II, en su álbum Surf mania (Sutton, 1963). 


* En 1995, después de 30 años de inactividad discográfica, Del-Fi publicó el CD Bullwinkle, Part II, una reedición digital, con número de serie DFCD -71250-2, del álbum Surfer´s pajama party (Del-Fi, 1963), de The Centurions.



Bullwinkle, Part II  (Del-Fi, 1995), The Centurions. 




SURF RIDER!: 
Instrumental grabado y popularizado, a principios de 1963, por The Lively Ones, cuyo guitarrista, el inconmensurable y extrovertido Jim Masoner, de 19 años, hacía sonar una Fender Jaguar con los dientes, un explosivo recurso escénico que en 1966 asumiría y haría famoso Jimi Hendrix.




Surf rider! (Del-Fi, 1963), que dio título al primer elepé del grupo, era un tema compuesto por Nokie Edwards, de The Ventures -perteneciente a su álbum The Ventures "Surfing" (Dolton, 1963)-, que seguía una línea estructural parecida a la de su gran éxito Walk don´t run (Dolton, 1960), pero ralentizando el tempo y articulando una melodía repetitiva, de aires melancólicos, que incorporaba notas de la escala natural menor de LA (1, 2, b3, 4, 5, b6, b7), dispuestas sobre la progresión de acordes LAm, FA, MI, LAm y MI.



 Surf rider! (Del-Fi, 1963), The Lively Ones. 



The Lively Ones fue la primera banda de surf que Bob Keene fichó y produjo para su compañía, Del-Fi Records, y Surf rider! (Del-Fi, 1963) el primero de la extensa lista de álbumes de música surf que publicaría dicho sello a lo largo de 1963, antes de que echase el cerrojo en 1964.



Bob Keene y The Lively Ones, 1963. (Foto: Del-Fi Records). 


Keene, que solía grabar a sus grupos en los estudios Gold Star de Hollywood, apostó fuerte por The Lively Ones, que eran sus pupilos favoritos, y les produjo un total de 5 elepés: el mencionado Surf rider!, Surf drums, Surf city, The great surf hits!! y Surfin´ south of the border, publicados todos en 1963.

Simultáneamente, los incluyó en los recopilatorios KFWB's battle of the surfing bands! (Del-Fi, 1963) y Big surf hits (Del-Fi, 1964), compartiendo cartel con otras notorias bandas de su establo, como The Sentinals, The Impacts, Dave Myers and The Surftones, The Centurions, The Surf Stompers ...



Surf drums (Del-Fi, 1963), The Lively Ones. 

 Surf city (Del-Fi, 1963), The Lively Ones. 

 The great surf hits!! (Del-Fi, 1963), The Lively Ones. 

Surfin´ south of the border (Del-Fi, 1963), The Lively Ones. 


En 1994, casi 30 años después de la disolución de The Lively Ones, el realizador Quentin Tarantino incorporó Surf rider! a la secuencia final de su película Pulp fiction. 


The Lively Ones: Jim Masoner (guitarra solista), Ed Chiaverini (guitarra de ritmo), Ron Griffith (bajo), Joel Willenbring (saxo), Tim Fitzpatrick (batería). 


* Surfin´ south of the border (Del-Fi, 1963), es un álbum compartido con la banda Surf Mariachis. 



FIBERGLASS JUNGLE: 
Fiberglass jungle (Capco Records, 1963) era una rabiosa exaltación instrumental a las tablas de surf, compuesta por Al Nichol (guitarra) y Howard Kapland (saxo y cantante), componentes de The Crossfires, una agrupación de Westchester, que la grabó y popularizó en el verano de 1963. Su título se inspiraba en un homónimo filme documental dirigido por Dale Davis en 1962.



Fiberglass jungle, un filme documental de Dale Davis, 1962. 


Fiberglass jungle (Capco Records, 1963), The Crossfires. 

El álbum Out of control, publicado por Rhino Records en 1981. 



Hacia finales de 1964, cuando la música de surf difundía sus últimos fulgores, The Crossfires cambiaron su nombre por el de The Turtles, se pasaron a las filas del movimiento folk-rock, y alcanzaron renombre internacional con pelotazos del calibre de It ain´t me, babe -de Bob Dylan-, Let me be -de P.F. Sloan- (White Whale, 1965), Happy together y She´d rather be with me (White Whale, 1967). Para entonces, ya había entrado con ellos Johnny Barbata, el baterista de sus excolegas surfistas The Sentinals.



It ain´t me, babe (White Whale, 1965), The Turtles. 


The Crossfires: Al Nichol (guitarra solista), Jim Tucker (guitarra de ritmo), Chuck Portz (bajo), Don Murray (batería), Mark Volman (saxo y voz), Howard Kapland (saxo y voz).


* En 1965, Howard Kaplan cambió una letra de su apellido, dejándolo en Kaylan. 

* En 1971, Mark Volman y Howard Kayland se unieron a Frank Zappa and The Mothers. Posteriormente, formaron el dúo Flo & Eddie. 



TUBE CITY: 
Evocadora y muy sugestiva pieza instrumental de The Trashmen, contenida en el álbum Surfin' bird (Garrett, 1963), cuya introducción recogía el sonido pregrabado de las olas del mar fundiéndose con los latigazos eléctricos de unas guitarras bañadas en reverb.



Surfin' bird (Garrett, 1963), The Trashmen. 



Este cuarteto surfista de Minniapolis (Minnesota), hizo muy buenas adaptaciones instrumentales de Baja, Let´s go trippin´, Ghost riders in the sky, Misirlou, Malagueña ..., pero su gran logro fue Surfin´ bird (Garrett, 1963), un tema escrito y cantado por su baterista, Steve Wahrer, que, en enero de 1964, obtuvo un éxito arrollador, alcanzando, primero, el puesto nº4 en las listas estadounidenses, para, luego, terminar dando la vuelta al mundo.



Baja (Garrett, 1963), The Trashmen. 


The Trashmen, en la televisión venezolana, 1964. 
Foto: Salvador Domínguez.

Doin´ the bird (Liberty, 1962), The Rivingtones. 



El concepto y el desarrollo musical de Surfin´ bird eran sospechosamente similares a Doin´the bird y Papa-oom-mow-mow (Liberty 1962), dos temas muy conocidos, del grupo The Rivingtons, que amenazó con ponerles una demanda.





Parece probable que llegaran a un acuerdo entre ambos grupos, porque, en posteriores prensajes del disco, The Rivingtons aparecerían acreditados como coautores de este Surfin´ bird, un aluvión de adrenalina pura que volvería a retumbar globalmente a través de dos películas enormes: Pink flamingos (John Waters, 1972) y Full metal jacket (Stanley Kubrick, 1987).


-The Trashmen: Tony Andreason (guitarra solista y cantante), Dal Winslow (guitarra de ritmo y cantante), Bob Reed (bajo), Steve Wahrer (batería y cantante). Se separaron en 1967.

* Steve Wahrer falleció en 1989.



THE JESTER: 
Tardío instrumental surfista, grabado en 1964 por Jim Messina & the Jesters, contenido en el álbum The dragsters (Audio Fidelity, 1964). Posteriormente, Messina formó parte del grupo de folk-rock Buffalo Springfield.



The dragsters (Audio Fidelity, 1964), Jim Messina & His Jesters. 




PENETRATION: 
Ineludible instrumental surfista, escrito y grabado por The Pyramids, una veterana agrupación de Long Beach, formada en 1961, cuyo talento se revela en este torbellino de inaudita excitación, azuzada por unas punzantes guitarras eléctricas que percuten sobre un acorde envenenado de SOL menor. Así comienza la penetración ...



Long Beach. Foto: R.W. Chase. 



Penetration (Best, 1963) apareció en la cara A de un single -cara B: Here comes Marsha- producido por John Hodge, que, en marzo de 1964, alcanzó el puesto nº 17 de las listas de Billboard y supuso el último gran éxito del surf instrumental.




Penetration (Best, 1963), The Pyramids. 



El grupo participó en el filme Bikini beach (William Asher, 1964), y publicó otros singles, como Pyramid's stomp / Paul (Best, 1962), Midnight run / Custom caravan (Cedwicke, 1964) y Pressure / Contact (Cedwicke, 1964), cuyos títulos figuraron en el álbum The Pyramids Play The Original Penetration!  (Best, 1964). Se separaron en 1965.




Penetration / Here comes Marsha (Best, 1963), The Pyramids. 


Bikini beach (William Asher, 1964).


- The Pyramids: Skip Mercier (guitarra solista), Will Glover (guitarra de ritmo), Steve Leonard (bajo), Tom Pitman (saxo), Ron McMullen (batería). 


-The Ventures incluyeron una versión de Penetration en su influyente álbum (The) Ventures in space (Dolton, 1964).



GEAR!:
La quintaesencia del surf instrumental. Producido por John Hodge y Larry Wilson, y compuesto por Gary Usher, Gear! (Wickwire, 1964), que salió al mercado en octubre de 1964, evidenciaba la enorme evolución técnica y sonora que Dave Myers & The Surftones habían experimentado durante los dos últimos años.

Este gran grupo, formado en South Laguna (Condado de Orange) y dirigido por la audaz y expeditiva guitarra de Myers, empezó a cobrar notoriedad en 1962, ocupando el puesto que Dick Dale dejó vacante en el Rendezvous Ballroom de Balboa cuando 'El Rey de la Guitarra de Surf' empezó a actuar en auditorios de mayor capacidad. 



Gear! (Wickwire, 1964), Dave Myers and His Surftones. 



La solvencia musical de Dave Myers & The Surftones, varios de cuyos componentes habían estudiado teoría y solfeo en el instituto, les elevaba varios peldaños por encima de sus 'rivales' en las famosas 'Batallas de Bandas de Surf'.

Desde sus inicios, demostraron un gusto por lo exquisito, y, en lo concerniente a la cultura surf, mantenían una actitud de lo más purista, pues sus discos parecían estar grabados en una fiesta limbo-luau de Honolulu, y no en un aséptico estudio de grabación de Hollywood, infectado de guitarras eléctricas, bajos, baterías, saxos y pianos.

El sábado 23 de marzo de 1963 arrasaron en la memorable 'Batalla de Grupos de Surf', celebrada en el Dauville Castle Club de Santa Mónica, que dio origen al álbum en vivo The winners of the 18 band Surf Battle! (GNP Crescendo, 1963), que compartieron con The Rhythm Kings, los ganadores de la velada del viernes 22.  El disco, producido por Tony Hilder, contenía 4 temas de Dave Myers and The Surftones: Church key, New Orleans, Wildwood flower y una curiosa revisión del Pipeline de The Chantays, que emanaban una energía arrebatadora y corroboraban el talento de sus protagonistas.



Church key (Impact, 1963), Dave Myers and His Surf-Tones. 

Surf Battle! (GNP Crescendo, 1963), The Rhythm Kings / Dave Myers & The Surftones. 



A partir de entonces, fueron cobrando más y más notoriedad, a la vez que sus temas iban apareciendo paulatinamente en los compilatorios más importantes y significativos del surf instrumental: Surf war, the battle of the surf groups (Shepherd, 1963) -con Exotic e Intoxica-, Surf´s up at Banzai-Pipeline (Northridge, 1963) -con Aqua limbo y Laguna limbo luau-, Original surfin´ hits (GNP Crescendo, 1963) -con Church key-, KFWB's battle of the surfing bands!  (Del-Fi, 1963) -con White water y Drifting-, y Big surf hits (Del-Fi, 1964) -con Church key y Moment of truth-.






Al llegar el verano de 1963, Del-Fi Records puso a la venta un elepé completo del grupo: Hangin´ twenty, producido por Bob Keane, una obra que actualizaba los códigos del género. Entre sus mejores títulos sobresalían Frog walk Part II, Surferama, Road to Rincon, Surfbreaker, Wetwalkin´ y una turbulenta adaptación de Moment of truth, de The (Original) Surfaris, que te dejaba sin respiración.



Hangin´ twenty (Del-Fi, 1963), Dave Myers and The Surftones. 



- Dave Myers and The Surftones: Dave Myers (guitarra solista), Johnny Curtis (guitarra de ritmo), Ed Quarry (piano), Dennis Merrit (saxo), Seaton Blanco (bajo), Bob Colwell (batería).



Tras el cierre de Del-Fi, en 1964, Myers y sus Surftones publicaron el single Gear! / Let the good times roll (Wickwire, 1964), probablemente una de sus mejores grabaciones, absolutamente vanguardista. Fue su último disco como The Surftones.

En el siguiente, Come on luv (Harmony Park, 1965), cantado, financiado y producido por el propio Myers, utilizaron el de Dave Myers & Disciples, y cambiaron de registro musical, probablemente para que nadie los relacionase con el surf instrumental, un género que, en 1965, no despertaba prácticamente ningún interés. Así de jodidas son las modas; o, mejor dicho, el cambio de modas, que no perdona ...  Además, el disco salió a la venta sin ninguna promoción, y prácticamente nadie se enteró de ello. 

De lo que sí nos enteramos fue de su fantástica aportación a la B.S.O. de la película Grand Prix (John Frankenheimer, 1966), con temas instrumentales del nivel creativo de Speed international y Nachos theme, contenidos en Greatest racing themes (GNP Crescendo, 1966), un álbum acrediatado a Dave Myers Effect. Un nuevo nombre para el grupo, y el fin de la carrera discográfica del guitarrista.



Speed international (GNP Crescendo, 1966), Dave Myers Effect. 

Greatest racing themes (GNP Crescendo, 1966), The Dave Myers Effect. 


© del texto: Salvador Domínguez
2012

4 comentarios:

  1. Querido Salvador, erudición y buen gusto, como siempre. Apago el ordenador y enciendo el ampli, me ha entrado unas ganas horribles de aprenderme Mr. Moto. Continuaré la lectura/escucha en otro momento. Impagable. Gracias mil. Salud!.

    ResponderEliminar
  2. Mr. Moto es un temazo, Pilgrim Rose. Enjoy !!!!!

    ResponderEliminar
  3. You actually make it appear really easy with your presentation however I
    in finding this topic to be actually something that I believe I would never understand.
    It kind of feels too complicated and very huge for me.
    I'm looking forward on your subsequent put up, I'll attempt to get the hang
    of it!

    Have a look at my blog post :: mp3 player 8gb

    ResponderEliminar
  4. Qué bueno, bueno, bueno este blog, sobretodo esta entrada, un placer de un conocedor a otro, con mucho más recorrido, un saludo !!!

    ResponderEliminar